El milagro se hace hoy

Cuando el dolor y la preocupación te llena. Cuando tratas de sonreír aunque no lo sientas. Cuando ves que los demás penden de un hilo y sus ánimos están apunto de derrumbarse, en el mejor de los casos.

Es entonces cuando lo ves todo más claro. Todas las críticas que te hicieron nada importan ya. Ahora sólo importa que es Él el que te sostiene, el que lo sostiene todo. El que hará ese pequeño milagro que pides.

No hay nada que no puedas hacer. ¿Por qué tardas tanto entonces? Así que esta noche estaré aquí contigo. Así que por esta noche, harás ese milagro. Todo se arreglará, quien se preocupa demasiado es que no confía. Yo confío en Ti.

Anuncios

Minientrada

Sobre lo fácil que es todo

¿Ves? Lo fácil que es todo, en el fondo. A los seres humanos nos gusta complicarnos. Simplificar. Esa es la palabra mágica. Un toque de simplicidad y te das cuenta de que todo el marrón que creías estar tragando era una tontería que, a lo mejor, en tres minutos de conversación ya estaba solucionado. Sólo hay que quitar la lupa que amplía la realidad hasta el punto de crear otra nueva. Rompe las lupas, quítate de complicaciones, deja de pensar en ti mismo. La mayoría de los problemas nos los creamos nosotros mismos y sólo están en nuestra mente. Eso nos pasa por puro egocentrismo. Si todo el mundo pensáramos sólo en nosotros mismos, tendríamos depresión. Si todo el mundo dejara de pensar tanto en uno mismo, sería un mundo feliz. Lo que cambia un solo pensamiento, ¿eh?

Minientrada

Sim

Un paso, dos pasos, tres, cuatro. Ahora sonríe. Di que no. Derecha. Otro paso, otro, otro… Ahora párate.

Me sentía como un personaje de videojuego. Alguien tenía el mando y dirigía mis pasos, escogía en mis decisiones y elegía mis emociones. Recuerdo que a veces esto me parecía cómodo, supongo que era cuando estaba de acuerdo en lo que me mandaban. Pero otras veces, cuando quería hacer otras cosas a toda costa y me lo impedían… era tan frustrante que me entraban ganas de llorar, de rebelarme, de gritar que me dejaran en paz. Pero todos mis esfuerzos eran en vano, ya que al segundo siguiente ya estaba otra vez. Más

Minientrada

A ti te pasa algo

-¿Cómo estás?
-Bien.
-…
-¿Qué?
-A ti te pasa algo…
-No.
-¿No me lo vas a contar?
-No. Más

Minientrada