La objetividad de un beso

El otro día hablaba con un amigo sobre la objetividad del periodismo. Y me vino a la cabeza un caso que dio la vuelta al mundo.

El beso de Vancouver

Seguro que recordáis esta fotografía. Fue tomada el año pasado, en Vancouver, tras unos grandes disturbios que hubo al terminar una final de hockey. Esta foto, de Getty Lich Lam, se viralizó como “Vancouver kiss” y acabó siendo conocida en todo el globo. Ese beso, en medio de tanta revolución, parecía que hablaba de amor. Parecía incluso una protesta ante los antidisturbios que les rodeaban. Y, sobre todo, parecía que ellos no eran conscientes de lo que los rodeaba. Más

Anuncios