El selfie más mono

Querida humanidad,

Hace unos días que publicaron mi desgracia, pero ya todos parecéis haberlo olvidado. Hace tres años que comenzó mi batalla cuando yo, como macaca moderna que soy y avanzada a mi sociedad monística, me convertí en el primer animal que se autorretrata. Vosotros, ególatras, que os creéis que el selfie es sólo cosa de humanos. Indignada con la resolución del juicio, me dispongo a exponer mi versión de los hechos que en ningún momento pareció ser escuchada.

En julio de 2011, estaba por mi urba con mis demás mono-coleguis cuando el famoso fotógrafo naturalista, David Slater, apareció con su cámara. Yo, que ya había visto esos utensilios en el CosmoMonolitan, quise hacerme una auto-foto de esas que están de moda. Ese día lo pasamos sin pena ni gloria hasta que, horas después, llega a mis oídos la noticia: Slater ha publicado mis fotografías en el Daily Mail y me he hecho famosa. ¡Imagina! La verdad es que salía bien mona…

Yop en la jungla 😉

Todo habría acabado bien si Wikimedia -lugar donde encuentras imágenes de licencia libre- no las hubiera colgado en su web. Así que nada, Slater el muy listo les demandó. Según él, mi foto era su foto. Al parecer, me perdí el momento de mi existencia en el que me convertía en la esposa de semejante humano. Así que me dejaron sin voz y nunca me llamaron a desplegar mi arte ante el Juez.

En fin, que lo grave viene ahora: a finales de agosto mi marido debió de perder el juicio y mi selfie se convirtió en una imagen de dominio público porque “no había nadie a quien atribuir el copyright”. Parece que la resolución que roza la zoofobia y cae de lleno en el machismo, vino de la Oficina de Copyright de EEUU que ha decidido crear un borrador de la nueva ley de propiedad intelectual. Los americanos se entregan a fondo en estas cosas y -obviamente- no querían que nada se les escapara en esa nueva ley. Así que en las conclusiones de dicha ley destaca que cualquier trabajo “producido por la naturaleza, animales o plantas” o “supuestamente creados por seres divinos o sobrenaturales” no tienen copyright. Y, como tienen ganas de tocar la moral, continúan poniendo ejemplos de trabajos así (por si quedara alguna duda): un “mural pintado por un elefante”, un “trozo de madera a la deriva esculpido por el mar” y… “las fotografías tomadas por monos”. Vaya campeones.

¿Cómo se supone que debo sentirme yo? Pisoteada, ignorada… No estoy en contra de los humanos. De hecho, tras ese borrador, me

Otro selfie ^^

EMOCIONA la gente normal. Porque sospecho que las personas que llegaron a esas conclusiones siguen sueltas. Quizá andando por nuestras mismas calles, sufriendo, sin que nosotros nos demos cuenta… Vayaustéasabé.

Y aquí me encuentro, tratando de transmitiros mi frustración y esperando que apoyen mi causa. Que tengo un nombre, tengo voz, tengo sentimientos, familia e hijos… ¡Soy un ser vivo que reclama su selfie! No me queda más que protestar por ser víctima de una justicia demasiado humanocéntrica.

Quedo con la esperanza de que se unan a nuestra lucha (la de las plantas, animales y seres sobrenaturales del mundo que hemos creado algún trabajo últimamente) y que nos devuelvan lo que es nuestro.

Un cordial saludo,

Lisa.

*Desde este humilde blog, la propietaria de Apuntes Para Una Novela agradece a Lisa el poder utilizar sus fotografías en la ilustración de este post.

Anuncios

Sobre las entrevistas de trabajo: Perdona que te interrumpa, pero es que no te he preguntado nada.

Reconozco que soy del tipo de personas que detestan las entrevistas de trabajo. No me gusta venderme: lo que hay es lo que ves. Punto. Sin embargo, tenemos la manía de comer y a veces no tenemos más remedio… Y así estaba yo.

Tras la primera semana buscando trabajo, enseñaba a mis amigos mi perfil de LinkedIn:

– Míralo. Pero míralo bien. Dime: ¿Tú me contratarías DE ALGO?

Esa era yo tratando de convencerme de que alguien ALGÚN DÍA me contrataría de ALGO. Pero, realmente, nadie sabe qué responder cuándo te preguntan eso. Así que te empiezas a preparar para las entrevistas de trabajo que -esperas- serán muy pronto. Más

Peter The First

Para mis hermanas mayores de Pedro I. Os echo de menos.