Europa, querida, tenemos que hablar

A propósito de las elecciones europeas que se darán este 25 de mayo, he podido disfrutar de las sandeces de muchos periodistas y políticos que aspiran a ser eurodiputados. Con este post no vengo a tratar de imponer unas ideas, sino a plantear una serie de cuestiones que -a mi parecer- están siendo ignoradas. Probablemente me llegarán mensajes llenos de amor sobre lo que se piensa de lo que expongo y sobre el hermoso futuro que se me desea. Pero trataré de tomar la filosofía de Mario Vargas Llosa cuando fue interrumpido por un hombre que se dedicó a destrozar las obras del autor en una charla que dio en Ecuador: “Grite, truene, rompa mis libros. Es fantástico este país, está lleno de vida (…) Son provocadores fundamentales que están detrás de las grandes aventuras literarias. ¡Muchas gracias, señor, le deseo una larga vida!”. Dicho esto, tenemos que hablar. Más

Anuncios