Otoño en un sueño

Me despertaba cada mañana amarrada a aquella rama de árbol. No tengo muchos recuerdos de cuando tan sólo era un brote. Creo que crecí rápido. No lo sé. Aquí son pocas las que han superado un otoño.

No podría decir que tuve una infancia difícil. Siempre tuve mi tallo bien sujeto. Una suavísima brisa me meció desde que tengo memoria y aprendí a disfrutarlo. Todas mis compañeras me decían:

-Verás cómo cuando llegue el otoño no te gustará tanto.

Y yo nunca supe entender. ¿Miedo al viento? El pánico que aquejaba mis hermanas de árbol no llegaba a mi vida. Yo soñaba con llegar a la copa, arriba del todo. Soñaba con dejar de ser una simple hoja verde. Quería ser pájaro. Soñaba con volar. Soñaba con volar a lo más alto.

Y llegó el temido otoño. Y volé. Vaya que si volé.

Porque las cosas no siempre llegan de la forma en que nosotros esperamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: