Jugando a ser ciego

El otro día vi una película: El Color Del Paraíso. Una película que pasará a la historia sin pena ni gloria. La película trataba de un niño ciego musulmán de un barrio humilde que trataba de integrarse y hacerse querer por su familia. En la película, los sonidos destacaban por su belleza y su volumen.

Esa noche me fui a la cama pensando en cómo habría sido mi vida si hubiera sido ciega. Probablemente apreciaría más algunos de los lujos que he obviado. Probé a cerrar los ojos. Traté de apreciar la información que mis dedos me daban y de repente me enamoré de la textura de las sábanas. Pude apreciar el olor del pijama limpio y de mi pelo recién lavado. Escuché la respiración de mis hermanos en las habitaciones de al lado y el suave ruido de la lluvia cayendo al otro lado de la persiana. Más

Anuncios