La objetividad de un beso

El otro día hablaba con un amigo sobre la objetividad del periodismo. Y me vino a la cabeza un caso que dio la vuelta al mundo.

El beso de Vancouver

Seguro que recordáis esta fotografía. Fue tomada el año pasado, en Vancouver, tras unos grandes disturbios que hubo al terminar una final de hockey. Esta foto, de Getty Lich Lam, se viralizó como “Vancouver kiss” y acabó siendo conocida en todo el globo. Ese beso, en medio de tanta revolución, parecía que hablaba de amor. Parecía incluso una protesta ante los antidisturbios que les rodeaban. Y, sobre todo, parecía que ellos no eran conscientes de lo que los rodeaba.

Se tardó poco en saber lo que sucedió realmente. Pero la verdad no se extendió tanto como la imagen. Esto fue lo que realmente pasó:

 


 

Él era australiano. Ella, canadiense. Huían de los antidisturbios que azotaron a la chica. Con el susto, ella no paraba de llorar, completamente histérica. Él, con afán de consolarla, sólo se le ocurrió darle un beso. Ese segundo que fue lo que duró el beso, fue lo que dio la vuelta al mundo. La escena de la fotografía, casi de paz, se ha convertido en un momento de pánico por parte de los presentes en el vídeo. Muchos comentarios fueron del estilo “¡Qué bonita foto! Parecen tan ajenos a la realidad…”. Ya. Que le pregunten a ella si estaba tan ajena.

Pero los medios distribuyeron más la foto “bonita”. Daba esperanza, eso sí. Era lo que todos querían ver. Fue portada en numerosos periódicos. ¿Cuántas veces habrá pasado esto sin que nos hayamos dado cuenta de que la otra cara de la moneda hay que buscarla?

Al menos, a él le salió bien la jugada. Por lo visto, aspiraba a ser cómico. Tras el incidente de apenas 2 minutos (y un segundo de una foto), se ha visto obligado a contratar a una agencia para utilizar su repentina e imprevista fama como impulso de su carrera “cómica”. Por supuesto, fueron entrevistados por mil y un programas y estuvieron saliendo mucho por televisión. Él salió ganando.

 

Los periodistas cayeron en descrédito. Pero estas cosas se olvidan rápido (si es que alguno se entera). ¿O no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: