Almudena

Dejando de lado cualquier palabra triste o insegura, cada pared manchada, me doy cuenta de que todo vuelve a ser blanco. Y te encuentro tumbada en la cama, y yo, alegre pero a la vez muriéndome de dolor por dentro. Jugando contigo, a veces parecía que olvidabas dónde estabas, a veces me hacías olvidar a mí dónde estábamos. Más

Anuncios