Sim

Un paso, dos pasos, tres, cuatro. Ahora sonríe. Di que no. Derecha. Otro paso, otro, otro… Ahora párate.

Me sentía como un personaje de videojuego. Alguien tenía el mando y dirigía mis pasos, escogía en mis decisiones y elegía mis emociones. Recuerdo que a veces esto me parecía cómodo, supongo que era cuando estaba de acuerdo en lo que me mandaban. Pero otras veces, cuando quería hacer otras cosas a toda costa y me lo impedían… era tan frustrante que me entraban ganas de llorar, de rebelarme, de gritar que me dejaran en paz. Pero todos mis esfuerzos eran en vano, ya que al segundo siguiente ya estaba otra vez. Más

Anuncios

Minientrada

Alimento del alma

Saidi era un chico africano de unos quince años. Todas las mañanas trabajaba en las tierras de su señor sin descanso salvo una media hora para tomar un trozo de pan que distribuían a todos los esclavos. Saidi era esclavo de nacimiento. Le pusieron ese nombre por eso, ya que significa “ayudante”. Su padre siempre le decía cuando era pequeño que nunca olvidara su situación de esclavo si no quería problemas con su amo. Así que le pusieron ese nombre que Saidi tanto odiaba para que nunca olvidara lo que era. Él nunca estuvo de acuerdo y cuando le recordaban que era un esclavo él respondía que trabajaba porque era lo que quería, no porque fuera lo que le mandaban.  Más

Escaleras

En algún lugar de Madrid existe un edificio blanco (o así era en sus inicios) y con unas largas escaleras. Tiene unos ocho pisos y unas dos o tres viviendas por planta. No es un edificio precisamente moderno. Las paredes de las escaleras están pintadas y enmohecidas por el tiempo y no es un edificio que destaque por su buen olor. Cada mañana suben y bajan esas escaleras más de una veintena de personas. Más

Lo que piensan

-¿Piensas que no soy femenina?

-Bueno, el otro día dijiste que preferías leer un buen libro antes que ir de compras.

-Me encanta leer y odio ir de compras, preferiría leer el prospecto de un medicamento antes de ir de compras.

-¿Ves? Más

A ti te pasa algo

-¿Cómo estás?
-Bien.
-…
-¿Qué?
-A ti te pasa algo…
-No.
-¿No me lo vas a contar?
-No. Más

Minientrada