Isabela

-Cinco minutos más y me levanto… -Murmuró Isabela al oír el despertador. Intentó apagarlo a tientas y acabó tirándolo al suelo. Isabela suspiró y se levantó a coger el despertador. Se quedó sentada en la cama, todavía medio dormida, pensando en lo que debía hacer aquel día. “Tengo que estar en la academia en una hora, después ir a comprar la cena, que viene…” Se levantó de un salto, sonriente y abrió el armario.

-¡Odio combinar!- Dijo exasperada mientras buscaba algo que fuera con su camisa amarilla. Optó por unos vaqueros y salió de su casa hacia la academia. Iba andando por la calle sintiendo el viento en su cara y sonriendo a quien se cruzara con ella. Le gustaba ir andando a la academia, a pesar de que tardaba media hora. Se fijaba en la gente e intentaba imaginar la vida que llevaban, si estarían casados, si tenían hijos, cómo eran sus amigos… Compró un café por el camino y cruzó la calle que la separaba de la academia. Más

Anuncios